Mountains

Noticias

La Sentencia de la Audiencia Nacional de 23.09.2011 (Rec. 530/2010) determina que si los datos han dejado de ser necesarios se debe proceder a su cancelación, "sin necesidad de solicitud del afectado".

La Agencia Española de Protección de Datos publica en el BOE (de forma totalmente desacertada) alguna de sus resoluciones. Este fue el caso de un ciudadano, al que la AEPD publicó su resolución y su nombre en un BOE de marzo. El afectado, que no quería ver su nombre publicado en internet, solicitó el 9 de mayo al BOE el bloqueo, que lo denegó. Así, el afectado acudió el 24 de julio a la Agencia de Protección de Datos, informando de la situación.

Cinco meses más tarde, el 26 de diciembre, la AEPD resolvió el procedimiento denegando el bloqueo. La AEPD consideró que en el momento de solicitarse el bloqueo al BOE (el 9 de mayo), los datos no eran obsoletos pues dado que la publicación de los datos se efectuó a finales de marzo “no habían transcurrido todavía los dos meses de plazo previstos normativamente para recurrir en vía contencioso administrativa”. El plazo finalizaría en junio.

A la AEPD no le importó que en diciembre (fecha en la que la AEPD resolvió), los datos llevasen meses obsoletos y publicados en el BOE. Pero es que hay un matiz que podría ser más importante: ¿Llegado el término de los dos meses (en junio), debería de haber sido la AEPD la que tendría que haber solicitado al BOE la desindexación, como organismo remitente de los datos?. ni lo hizo ni se le ocurrió, aún conociendo el perjuicio al afectado y que la publicación ya era obsoleta.

La Resolución la hemos encontrado en TD/01586/2012